Obra faltante, robada o descubierta

En la actualidad, cuando las pinturas de artistas famosos se venden por millones de dólares, es difícil entender que estas mismas obras en algún momento no tuvieran ningún valor y que podrían haber desaparecido totalmente de este mundo. Podemos entender mejor esta pérdida si sucede antes de que el artista tenga fama. Pero es incomprensible que cualquier pieza realizada por un artista vivo, renombrado, sea manejada sin cuidado como para perderla o colocarla en un lugar inadecuado.

Parece que el trabajo de Diego Rivera ha pasado por estos percances, ya se trate de obras perdidas antes o después de la fama del artista. Nuevamente, en el caso del trabajo de este artista, parece que no sólo se han perdido varias pinturas y dibujos sino que incluso hemos sabido de un par de murales perdidos.

DIBUJOS FALTANTES SOBRE LA INDUSTRIA DE DETROIT

Hay una historia fascinante que nos habla del absurdo de este hecho. En 1978, el Instituto de Arte de Detroit decide realizar en Detroit la primera exhibición, dedicada al arte de Rivera, de sus murales La Industria de Detroit que había terminado cincuenta años antes. Para preparar la muestra, se buscaron archivos pertenecientes a los museos más importantes, con información de diarios y fotografías sobre los frescos de Diego en Detroit.

Las fotos mostraban dibujos de gran tamaño, utilizados para la ejecución de los murales. Esos dibujos iban a ser un regalo para el instituto pero la información en el archivo decía que se habían perdido.

Por suerte, esta extraordinaria historia tuvo un final feliz.

Alrededor de seis meses más tarde, cuando el Instituto estaba buscando los planos originales del edificio, aparecieron los dibujos en la parte de atrás de un oscuro armario. Para el mundo del arte fue como encontrar un tesoro nacional. El Instituto recibió una donación del Fondo para las Artes para restaurar y montar los dibujos. Trabajaron diligentemente durante más de tres años para preparar estas piezas para la celebración del 50avo. aniversario de la finalización de los frescos La Industria de Detroit, pintados por Diego Rivera.

A continuación el suelo del Instituto de Arte de Detroit donde se desenrollaron los dibujos, se examinaron y fotografiaron después de su descubrimiento.

Fotografía de los dibujs de La Industria de Detroit
Fotografía de los dibujs de La Industria de Detroit

Industria de Detroit, Haciendo el dibujo de un motor
Industria de Detroit, Haciendo el dibujo de un motor

DIBUJOS FALTANTES DE 1910 A 1912 Y 1913 A 1917

Si hay un hecho que es innegable, es la constancia de Diego para hacer bosquejos y dibujos. Durante sus años en Europa, en las mesas de café se decía en broma que Diego estaba siempre listo para hacer una obra maestra. Incluso siempre llevaba anotadores de diferentes tamaños en cada bolsillo de su chaqueta para que se ajustara a cualquier imagen que él pudiera querer capturar. Por lo tanto, es muy raro que no se puedan encontrar dibujos de los años 1910 a 1912, sus primeros dos años en Europa. Se cree que como él era desconocido en Europa durante los primeros dos años de su carrera, sus dibujos simplemente se desaparecieron en la oscuridad.

Aunque parezca extraño, sólo hay quince dibujos conocidos de 1913 a 1917, los años en los que llegó a ser reconocido como uno de los mayores artistas avant-garde de Paris. No hay duda que Rivera habría hecho múltiples dibujos durante ese tiempo como estudios de cada una de sus pinturas cubistas. Sólo se puede suponer que todos esos dibujos de esos seis años esten dispersos por toda Europa, probablemente sin que se tenga conocimiento de los mismos hoy en día.

La próxima figura muestra uno de los quince dibujos del año 1913.

Paisaje de Paris 1913
Paisaje de Paris 1913

DIBUJOS FALTANTES DE1920 A 1921

Cuando Diego fue invitado a participar del Renacimiento del Arte de la pintura mural en México, hizo una gira por Italia para estudiar los pintores italianos de frescos, del siglo XIV. Pasó diecisiete meses en Italia completando más de 300 bosquejos del arte del Renacimiento italiano. La mayoría de ellos también han desparecido, y se cree que pueden estar esparcidos por toda Europa, México y los Estados Unidos. Por suerte su pareja de hecho, Angeline Beloff, guardó treinta y uno de ellos en una carpeta que confió a Jean Charlot en Paris, si no, tampoco tendríamos ningún dibujo de ese tiempo.

La próxima figura ilustra uno de estos dibujos, hecho en ese período.

Mujer durmiendo 1921
Mujer durmiendo 1921

ACUARELAS EN MINIATURA EN PAPEL DE CIGARRILLO

Uno de los medios más inusuales de los múltiples trabajos de Diego son las acuarelas en miniatura realizadas en papel de cigarrillo. Actualmente se las considera una rareza, y no se sabe si es porque no fueron muchas las que hizo o porque, por su tamaño, podían perderse fácilmente. En la próxima figura hay un ejemplo de estas miniaturas con una tasación de $ 10,000.00 a $ 12,000.00. Tamaño 3-7/8 pulgadas por 5-1/2 pulgadas.

Lago Patzcuaro 1948 Miniatura en papel de cigarillo
Lago Patzcuaro 1948 Miniatura en papel de cigarillo

PANEL FALTANTE DE UN FRESCO

En 1931 el recién inaugurado Museo de Arte Moderno invitó a Rivera a realizar su segunda muestra. Le pidieron incluir 7 paneles removibles de frescos de yeso y concreto de su arte mural. Pintó ocho paneles de los cuales tres fueron enviados a la muestra que comenzaba el 23 de diciembre de 1931. Hoy en día se desconoce totalmente dónde se encuentra el número dos, Lucha Indígena. El número ocho, Perforación Neumática, fue vendido por Sotheby Parke Bernet el 26 de mayo de 2977 pero su ubicación es desconocida.

MURAL FALTANTE

En 1952 el Instituto Nacional de Bellas Artes comisionó a Rivera la pintura de un mural como parte de una muestra de arte mexicano en una gira europea. El nombre la pieza es La Pesadilla de la Guerra y el Sueño de la Paz, que realizó en 1952. Se desconoce actualmente la ubicación de esta pintura. Abajo hay dos fotos de este trabajo. La primera muestra a Diego trabajando en la obra de gran tamaño y la segunda es el estudio a lápiz mostrando la composición a realizar.

Foto de Rivera trabajando en la pintura faltante
Foto de Rivera trabajando en la pintura faltante

La Pesadilla de la Guerra y el Sueño de la Paz1952 Estudio en lápiz
La Pesadilla de la Guerra y el Sueño de la Paz1952 Estudio en lápiz

OBRA ROBADA DE DIEGO RIVERA

Uno de los robos más importante de arte de Los Angeles sucedió el 23 de agosto de 2008 en Encino, California. Un sábado a la mañana cuando salía la mucama y los ancianos dueños estaban en la parte de atrás de su mansión, un ladrón entró por una puerta del costado que no tenía llave. La colección de arte que al rico inversor inmobiliario le llevó más de medio siglo reunir fue desmantelada en menos de una hora. La colección valuada en muchos millones, con una recompensa de $ 200,000, incluía la famosa pintura Paisana Mexicana de Diego Rivera.

Paisana Mexicana
Paisana Mexicana

 

 

AVERIGÜE AHORA

si su pintura o dibujo es un Rivera auténtico